Aneke Rune se pronuncia tras su separación de Holger: “Todo se volvió más caótico de lo que esperábamos”

SomosApuestas

La madre y mánager del danés habló sobre la decisión de mantenerse al margen de los torneos de su hijo y sobre el motivo que hay detrás.

Hace unas semanas, Holger Rune anunció que su madre y mánager, Aneke Rune, dejará de asistir junto a su equipo a todos los torneos como hasta ahora. El danés ha querido reorganizar su equipo para buscar un equilibrio que le ayude en sus resultados. Ahora, Aneke ha roto su silencio y habló sobre esta mutua decisión. 

La imagen habitual del banquillo de Holger Rune contaba con la presencia de su madre, Aneke Rune. La que ha sido su mánager durante 15 años ya no estará igual de involucrada en el trabajo de su hijo, pues desde que Holger fichó por IMG, Aneke ya no se encargará de la gestión de prensa y comunicación. El propio jugador fue quien anunció que su presencia dejaría de ser tan constante y Aneke asistiría solamente a algunos torneos en busca de un equilibrio saludable. Y no es de extrañar que el joven de 20 años quiera probar cosas nuevas, pues en los últimos meses su baile de entrenadores no le ha afectado nada bien en sus actuaciones.

Sin embargo, esta decisión no nace de la anda, pues la propia Aneke ha roto su silencio en una entrevista para el medio danés BT en la que cuenta que esa separación progresiva la habían contemplado desde un primer momento: “Desde que Holger se convirtió en un adolescente, el plan era que yo gradualmente retrocediera más cuando él pudiera comenzar a manejar más y más cosas por sí mismo. Y creo que Holger ha madurado enormemente. Ya no hay ningún filtro cuando tiene que transmitir a su equipo lo que necesita o lo que es importante para él”.

Patrick Mouratoglou, Boris Becker, Severin Luthi y, de nuevo, Mouratoglou. Holger no ha tenido unos meses muy tranquilos que digamos con estos cambios de entrenador en tan poco tiempo. Por eso, Aneke no se alejó hasta este momento en el que cree que todo parece haberse alineado por fin: “La razón por la que no me retiré el año pasado fue porque todo se volvió un poco más caótico de lo que esperábamos. Así que tenía que haber algún tipo de estabilidad en torno a Holger, necesitaba seguridad. Debe haber reconocimiento entre las personas con las que trabaja y ahora lo hay, puedo sentirlo. Siempre ha habido un plan de salida, pero requería que estuviéramos en un lugar donde pudiera ver que el propio Holger me transmitía lo que necesitaba. Y ahora tiene muy claro lo que quiere y lo que no quiere”.

Y es que a Aneke dejamos de verla en el banquillo de su hijo a partir del torneo de exhibición Ultimate Tennis Showdown, como tampoco la vimos en el torneo de Róterdam. Aunque eso no significa que se haya alejado del todo. Para nada. Aneke continuará ligada al equipo y se encargará de diferentes tareas, aunque nada que ver con la gestión de prensa. “Todavía quiero ir a algunos de los torneos, simplemente se volverá más esporádico. En principio sigo haciendo más o menos lo mismo. Sigo siendo responsable de muchas de las cosas menos prácticas como gestionar los billetes de avión, de hotel o las acreditaciones para el equipo”, confesó.

Más mánager que madre

Holger y Aneke han pasado demasiado tiempo juntos entre unas cosas y otras y, quizá, ha podido acabar en una relación más orientada al trabajo que la típica entre madre e hijo: “En muchos sentidos obtengo la función que tenía antes en lo que respecta a la relación personal entre Holger y yo y que había perdido. Después de todo sigo siendo su mánager, pero es posible que, en algunos momentos, cuando he estado con él tanto tiempo haya sido demasiado mánager. Es bueno que ahora tengamos la relación que solíamos tener”.

Leave a comment