Mínimo histórico de minutos para jugadores nacidos en España en la Liga Endesa ACB

Borja Meissner

Cada vez los jugadores nacidos en España juegan menos minutos en nuestra liga nacional. Leo a gente sorprendida, pero a mí personalmente no me choca.

En esta vida, no hay nadie que sepa de todo y que siempre tenga la razón. Bueno, miento, Batman siempre tiene razón, es el más fuerte, el más guapo, el más rico.. es el superhéroe mas TOP de todos los tiempos.

Si no estás de acuerdo con lo que pienso de Batman, no deberías seguir leyendo este artículo.

Personalmente me gusta leer, leer mucho, y siempre a gente que es más lista que yo. En esta vida nos encontramos gente que lee y no entiende nada, gente que lee y piensa que lo leído es ley, y un último grupo en el que me encuentro yo: los que leemos y luego pensamos si lo que hemos leído tiene algún motivo de ser.

En el gráfico de arriba podemos ver como en los años 80, más del 60% del total de minutos disputados corría a cuenta de jugadores nacidos en España. En esa época, solamente un 25% correspondía a nacidos en Estados Unidos.

Ahora, en el año 2023/2024, estos datos se han invertido. Los nacidos en USA están cerca del 30% y los españoles, solo en un 20%.

Amigos, la razón es muy sencilla. El mundo se ha globalizado. En los años 80, la gente no tenia teléfonos móviles. Si querías quedar con un amigo, tenías que llamar al número fijo de casa bien prontito por la mañana, intentar que tu amigo estuviera en ese momento ahí y sino informarle a su madre sobre a qué hora ibáis a quedar y dónde.

No existía Internet, los ojeadores de los equipos deportivos tenían un despacho con montañas de cintas llamadas VHS (para la gente que no sepa lo que son, eran como ladrillos de color negro dónde estaban las películas). La televisión donde veían esas imágenes no eran planas, tenían más culo que las Kardashian y pesaban como un bebé de hipopótamo.

Antes, solo se viajaba en avión por trabajo o si eras rico. Las ligas eran casi territoriales. El equipo entrenado por el panadero de VillaArriba vs el equipo del bibliotecario de VillaAbajo.

Pero esto ha cambiado: el mundo es global, ya todos somos ciudadanos del mundo. El viernes estás trabajando en Madrid y al salir, en 3 horas estás de parranda bailando la danza del vientre en Marrakech.

Eso tambien tiene implicación sobre los jugadores. La Liga Endesa ACB es considerada la segunda mejor competición del mundo, solo por detrás de la NBA, por lo que está llena de súper jugadores. No solo tíos que jugaron en la NBA, sino también los mejores serbios, polacos ,argentinos o dominicanos.

Es ahí donde aparece el hambre de los jugadores. Estamos en una sociedad acomodada donde algunos jóvenes prefieren poder poner en su biografía de Instagram que son jugadores del Real Madrid (para que les escriban 3 o 4 polioperadas de la Isla de las Tentaciones), a jugar en un equipo de su nivel, demostrar en la pista lo que valen y luego llegar a un súper club donde tener minutos.

No hay que olvidar que son profesionales, y por ello tienen que ganarse los cuartos. Su carrera es corta y si tienes una lesión, estás jodido. Solo te quedaría meterte a entrenador en inferiores por lo que hay que ponerse en sus zapatos para entender porqué hacen las cosas. Como dicen en USA, MONEY RULES, el dinero manda.

No nos cansamos de ver a jugadores que tenían que seguir creciendo en Europa, como es el caso Usman Garuba. El canterano madridista ahora se dedica a agitar toallas sentado en los banquillos NBA, haciendo choques espectaculares con las manos con la verdadera estrella del equipo, todo esto al menos mientras viste unos outfits con tremendo flow.

Si España quiere tener opciones de volver a ser aspirante a todo tras la mágica generación de los Gasol, Navarro y compañía, va a tocar que los chavales jueguen minutos. Muchos minutos. Desafortunadamente, a día de hoy en un club de la talla del Real Madrid o el Barcelona no van a tener opción. Plantillas con jugadores TOP que vienen de la NBA, y tantos otros que han sido élite europea.

Se vienen años duros, veamos como evoluciona todo. Esperemos que bien.



Leave a comment